Elena quiere ser naranja

Soy como una mandarina que quiere ser naranja. Por eso de que estoy toda dividida en gajos. En cambio la naranja no; la naranja es toda redondita, homogénea, está toda concentrada adentro.
¿Y si viene un comensal? ¿Y me pide de probar un pedazo? ¿Qué hago? ¿Le doy un gajo? ¿Un pedazo, una parte de mi? Un gajo habla solo de una zona de la mandarina, no de la mandarina entera... Y zonas hay muchas...
Cuando era chiquita me sentía como uno de esos patitos de porcelana que tiene mi abuela en la repisa…
Pero ahora estoy mas contenta, porque ya entré en la zona de los seres vivos.

Lu Panno
(texto de "Esperame" - 2004)